Noticias

La SAG y aliados amigos: Impulsan alimentos biofortificados para mejorar la nutrición infantil

14/11/2017


a78a8ce6 2153 4f33 9feb ea41b738d003

El 29% de los niños de Honduras presentan un estado de desnutrición. Este se manifiesta por una deficiencia en la ingesta de calorías y proteínas, mientras que la malnutrición se presenta por deficiencia, exceso o desbalance en la ingesta de uno o varios nutrientes que el cuerpo necesita, ya sea vitaminas, hierro, zinc, yodo, calorías, etc.

Cuando se consume insuficiente cantidad de estos micronutrientes, pueden presentarse retrasos en el crecimiento de los niños, así como problemas en su capacidad de aprendizaje, comprometiendo su salud y productividad.

Esta situación es de atención prioritaria para el Estado, y para desarrollar acciones que incidan en la nutrición de la población, se apoya de programas como HarvestPlus que es parte del CGIAR, una asociación mundial para la investigación en agricultura para un futuro con seguridad alimentaria y ejecuta proyectos específicos con el Programa Mundial de Alimentos, (PMA).

La Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), a través de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA),  en sus Programas Nacionales de Investigación de Maíz, Frijol y Camote, junto a HarvestPlus, el Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el Centro Internacional de  la Papa (CIP), y la Escuela Agrícola Panamericana El Zamorano, impulsan el desarrollo de variedades de maíz, frijol biofortificados y la identificación de líneas avanzadas de  camote biofortificado.

Variedades

Honduras cuenta con las variedades de maíz DICTA B02 y DICTA B03 que tienen más zinc que el maíz normal, con la variedad de frijol Honduras Nutritivo que contiene más hierro y zinc que el frijol normal y también se encuentran en estudio 13 líneas experimentales de camote con alto contenido de betacaroteno.

b2af15e5 8cad 4677 b83e 54b94b82b0ed

Los niños con carencia de zinc, presentan problemas de retraso del crecimiento, enfermedades diarreicas, infecciones, pérdida de apetito, cansancio y fatiga. La deficiencia de hierro puede ocasionar problemas permanentes en el desarrollo motor y mental de niños aun cuando eleven sus niveles de hierro más adelante. El betacaroteno posee propiedades antioxidantes que contribuyen a prevenir enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Cultivos biofortificados

Los cultivos biofortificados son aquellos que mediante técnicas de fitomejoramiento se ha logrado incrementar su contenido nutricional, con el fin de mejorar la nutrición de quienes los consumen.

 La biofortificación es producto del fitomejoramiento moderno (técnica convencional de cruzamiento natural de plantas) para desarrollar cultivos más nutritivos y con mejores características agronómicas como mayor rendimiento, resistencia a plagas y enfermedades, y/o tolerancia a estrés en condiciones de sequía. Todo esto se traduce en una mayor nutrición y mejor seguridad alimentaria. No se trata de cultivos transgénicos, aumenta el valor nutricional en los cultivos o alimentos, mejora los aspectos agronómicos de los cultivos y procura una mejor salud en los consumidores.

bec3ce41 f6b0 4346 b446 a806c64360cf

 Acciones concretas con el PMA

Con el Proyecto “Fortalecimiento de las buenas prácticas agrícolas en cultivos de maíz y frijol biofortificados”, 112 familias de Namasigüe, Choluteca, se beneficiaron con semillas de maíz y frijol biofortificadas, asistencia técnica en producción agrícola y fortalecimiento de cajas rurales

 Este proyecto se ejecutó de abril 2016 a abril 2017, bajo el objetivo de difundir el uso de nuevas variedades de cultivos de granos básicos biofortificados, de alto nivel nutricional, potencial de rendimiento y tolerante a las principales plagas y enfermedades que contribuyan a mejorar la seguridad alimentaria y nutricional de las personas.

 Con el proyecto: Respuesta al Fenómeno de El Niño en el Corredor Seco de Centro América

PRO-ACT/PRO-RESILIENCE HONDURAS se beneficia a 2,500 familias de Choluteca, La Paz y El Paraíso, fortalecen su capacidad de resiliencia y adaptación al cambio climático.

 Ejecución del proyecto

Este proyecto se ejecuta de octubre 2016  a  septiembre 2018 con el objetivo de crear  resiliencia y adaptación al cambio climático mediante la mejora y aumento de los medios de vida y oportunidades de trabajo, del conocimiento en gestión de recursos naturales, empoderamiento de las comunidades en toma de decisiones sobre el uso de los recursos naturales y el fortalecimiento de los gobiernos locales para abordar las causas y efectos del cambio climático, para un manejo sostenible de sus recursos naturales.

 2c467cf2 5046 424b b28f 3b56b90b261c

c6767d86 25ea 43d8 baf5 0a835fc49050